es_ES
El tiempo en Malpica de Bergantiños
Lunes 18°
14°
Martes 19°
15°
Miércoles 20°
15°
tiempo.com   +info
  1.  
  2. ACTUALIDAD
  3. Noticias
  4. Terminan los trabajos en la Croa do Castro de Cerqueda con el descubrimiento de su puerta original

12Abr 2015

Terminan los trabajos en la Croa do Castro de Cerqueda con el descubrimiento de su puerta original

Durante las últimas dos semanas pasaron por el castro casi un millar de personas entre voluntarios, vecinos y turistas

540-f-foto

Hasta hace solo un mes la Croa do Castro de Cerqueda era un monte más en el horizonte de Malpica, un monte con historia y tradiciones pero sin vida. Desde el pasado 28 de marzo, y tras la realización de un proyecto de arqueología social, este bien patrimonial adquirió una dimensión hasta ahora desconocida. Con su limpieza aparecieron estructuras que, hasta antes, eran desconocidas para vecinos y expertos, como su puerta original.

El equipo arqueológico del castro, Fiodora López y Alejandro Laíño, tenía muy pocos datos previos. La principal documentación escrita estaba en el trabajo que el profesor Rodríguez Casal había elaborado en los años 70 a partir de los castro de la zona. En aquel trabajo, Cortijo ubicaba la posible entrada al noroeste y también hablaba de un pequeño muro en el contorno este.

Pero gracias a la jornada de limpieza con voluntarios que tuvo lugar el 28 de marzo pareció el muro del que hablaba Casal, conteniendo la zona superior del parapeto. Se trata de un muro pequeño de mampostería que hizo dudar desde el primer momento a todos los arqueólogos que estaban en la intervención. “El muro no estaba solo sobre el parapeto este, sino que continuaba su trazado tanto por el noroeste del castro como por el sur”, asegura Fiodora, “abandonando el contorno del parapeto, quizás para delimitar una propiedad, quizás para flanquear un viejo camino por el lado sur del castro, hoy perdido, pero que aún está presente en la memoria de los vecinos de Cerqueda“.

Aparece la puerta
Los trabajos siguieron en dirección sur y ahí fue donde surgió la sorpresa. “Al limpiar la zona del sur, ya se comenzó a ver una ligera depresión por el exterior del parapeto que nos hizo sospechar de que podría ser el acceso original del castro”, señala Fiodora,”cuando en el último día el tractor despejó en la croa la zona próxima a la entrada, pudimos ver que no solo la depresión se hacía mayor, sino que el parapeto, a ambos lados del acceso, conseguía más altura, como flanqueando la puerta. Ahí se hizo evidente: era la entrada original”.

La puerta responde a un modelo habitual del mundo de la Edad del Hierro: la muralla se ensancha y refuerza en las dos orillas de la puerta de entrada. “Esto demuestra como con pequeñas acciones como una simple limpieza”, añade el arqueólogo Alejandro Laíño, “o las historias de los vecinos nos pueden ayudar a contrastar y desmentir los primeros datos que manejábamos”. Para Fiodora López, “la conclusión es que el acceso original estaba situado en el sureste y que tanto el muro como el acceso abierto en el parapeto noroeste (por donde se entra hoy en día al castro), responde a una realidad posterior en la que el castro se transforma para responder a otro tipo de necesidades.

Nueva jornada de voluntarios
Precisamente, este sábado 11 de abril se realizó una nueva jornada con voluntarios que terminaron de limpiar toda la croa del castro. Además ayudaron a conocer como los profesionales de la arqueología realizan trabajos más técnicos ya que participaron con dos equipos que van a levantar la planimetría del sitio arqueológico, obteniendo el primer plano científico de la Croa do Castro, y comenzando el preparar el terreno para la aplicación del gradiómetro, un aparato que es capaz de descubrir estructuras habitacionales enterradas y que fue cedido por el Instituto de Ciencias de la Patrimonio (INCIPIT) del CSIC.

Esta jornada, que comenzó a las 10.00 horas, terminó pasadas a las 17.30 y los voluntarios, así como los vecinos y visitantes que se acercaron a la Croa do Castro pudieron disfrutar de una visita guiada por el equipo de arqueólogos así como de un almuerzo y de una merienda campestre.

Este proyecto de arqueología social está impulsado por cinco asociaciones de esta parroquia; la Asociación Caballar Os Veteranos, la Asociación Cultural Raíces, la Asociación de Vecinos Monte d’Arxa, la Comisión de Fiestas de Cerqueda y la Agrupación Ciclista Castro de la Croa, que se pusieron de acuerdo para limpiar y poner en valor la Croa do Castro, un bien protegido que domina todo su valle.

En el proyecto, en el que colabora el Ayuntamiento de Malpica, trabaja un equipo multidisciplinar de tres arqueólogos, dirigidos por Fiodora López Patiño y coordinados por Manuel Gago, periodistas y especialistas en turismo que pretende, con la ayuda vecinal y voluntarios, reactivar culturalmente este espacio.